Salta a contenido principal

Encías y enfermedad de las encías: Preguntas frecuentes

¿Qué es esa película pegajosa sobre mis encías cuando despierto?

Una capa delgada de bacterias, conocida como “biocapa”, puede pegarse prácticamente sobre cualquier superficie. Por eso, al despertar sientes como si tus encías y tus dientes estuvieran recubiertos de baba. La presencia de la biocapa es normal, incluso si te cepillas, usas hilo dental y te enjuagas con un enjuague bucal antiséptico. Sin embargo, si no eliminas la biocapa diariamente, es posible que se forme y se desarrolle la placa dental.

La placa dental, que puede provocar la enfermedad de las encías, está compuesta por algunas bacterias dañinas (del tipo que crece en el azúcar que queda en las encías y los dientes, y se transforma en ácido que deteriora los dientes) y de algunas bacterias inofensivas (del tipo que hace que la biocapa normal sea menos tentadora para las bacterias hambrientas de ácido).

Una persona con un cuidado dental extremadamente minucioso, que se cepilla, usa hilo dental y se enjuaga a diario, puede controlar y reducir el tamaño de la biocapa, y, eventualmente, lograr que esté más sana al incrementar la cantidad de bacterias inofensivas que esta contiene. Sin embargo, si limpias y enjuagas tus encías y dientes con una frecuencia menor, la biocapa (que en general tiene un color amarillo pálido) puede endurecerse, convertirse en sarro y aumentar su grosor. Si este es el caso, solo el dentista puede eliminarla con herramientas profesionales. No abandones la rutina de enjuague para mantener la biocapa en el estado más saludable posible.

¿Cuál es la relación entre la enfermedad de las encías, la gingivitis y la periodontitis?

Si estás preocupado por tus encías y empiezas a investigar, tal vez te resulten confusos los diversos términos médicos técnicos que se utilizan para referirse a lo mismo: la enfermedad de las encías. A continuación se explica la relación entre los términos. El término “enfermedad de las encías” es más general y se usa para describir la infección bacteriana que tienes en la boca. Los términos “gingivitis” y “periodontitis” se usan para describir la enfermedad de las encías, pero no son intercambiables y no significan exactamente lo mismo. El término “gingivitis” hace referencia al estado inicial, leve y reversible de la enfermedad de las encías, que se caracteriza por encías rojas e inflamadas que sangran con facilidad al cepillarse o usar hilo dental. Si la gingivitis no se trata mediante un cuidado bucal mejor, puede avanzar a un estado más grave y no reversible que se denomina “periodontitis” y que actúa en las encías, el hueso y el tejido conjuntivo que mantiene a los dientes en su lugar, y que, eventualmente, provoca que los dientes se aflojen hasta llegar a caerse. La enfermedad de las encías es la principal causa de la caída de los dientes. Por este motivo, es mejor tratar los problemas de encías apenas aparecen al incorporar una rutina de enjuague infalible.

¿Por qué sangran mis encías?

A medida que envejecemos, resulta cada vez más frecuente ver una gota o dos de sangre en el lavamanos después de cepillarnos o usar hilo dental; es tan frecuente que muchos nos convencemos de que no es importante. Sin embargo, el hecho de que las encías sangren no es normal ni sano, incluso durante una limpieza realizada por el dentista. Se trata de un signo de gingivitis, la enfermedad de las encías en estado inicial, probablemente acompañado de otras alertas rojas que en general se pasan por alto, como encías inflamadas, rojas e irritadas. Millones de adultos padecen alguna forma de la enfermedad de las encías; sin embargo, solo una parte de ellos lo percibe porque el dolor de las encías no es un síntoma que aparezca en las etapas iniciales. La buena noticia: la enfermedad de las encías en estado inicial es reversible si se adoptan mejores cuidados bucales diarios y se realizan más consultas al dentista con frecuencia para eliminar la placa y el sarro con herramientas profesionales. Pero si se la ignora, la sangre en el lavamanos puede avanzar y convertirse en una enfermedad grave de las encías: la periodontitis, que actúa en las encías, erosiona la mandíbula y es el principal motivo por el que los dientes se caen. Si detectaste pequeñas gotas de sangre, no esperes otro día para empezar a mejorar tu rutina de cepillado, hilo dental y enjuague.

¿Por qué retroceden mis encías?

Has reconocido uno de los signos más delatores de la enfermedad de las encías en estado intermedio. No lo ignores. Si notas que las encías y los huesos sobresalen de los dientes y que la parte inferior de los dientes se hace más visible, tus encías están retrocediendo. En general, este proceso se llama “retracción de las encías” y, si se produce, las raíces de los dientes quedan expuestas a bacterias dañinas y tu boca es sensible a una gran variedad de problemas de salud. Si también observas que las encías están rojas e inflamadas y sangran al cepillarlas, puede deberse a la enfermedad de las encías. Si no se trata, el retroceso de las encías puede tener consecuencias graves e irreversibles, como la pérdida de dentina, que es el tejido óseo duro y denso que conforma la masa de un diente y que se encuentra debajo del esmalte y mantiene a los dientes en su lugar. Además, las raíces expuestas pueden ponerse más sensibles, doler o infectarse.

¿Todos los enjuagues bucales tratan la enfermedad de las encías?

Se recomienda usar el enjuague bucal LISTERINE® dos veces al día, como se indica. La Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) informa que la combinación de los componentes del enjuague bucal LISTERINE® es “generalmente reconocida como segura y efectiva”, y que el enjuague bucal LISTERINE® es extremadamente efectivo para matar las bacterias que se encuentran sobre el borde de las encías, al igual que para reducir la película pegajosa de placa y la enfermedad de las encías en estado inicial (gingivitis) que, si no se trata, puede alcanzar el estado avanzado grave (a esto se debe la sensación de electricidad al enjuagarte). Usa enjuague bucal LISTERINE® dos veces al día para obtener una protección de 24 horas contra las bacterias que causan la enfermedad de las encías.

¿Cuáles son las reglas para el enjuague?

Se recomienda usar el enjuague bucal LISTERINE® dos veces al día, como se indica. La combinación de los componentes del enjuague bucal antiséptico LISTERINE® es extremadamente efectiva para matar las bacterias que se encuentran sobre el borde de las encías, al igual que para reducir la película pegajosa de placa y la enfermedad de las encías en estado inicial (gingivitis) que, si no se trata, puede avanzar hasta alcanzar el estado avanzado grave (produce una sensación de electricidad fuerte al enjuagarte). Usa enjuague bucal LISTERINE® dos veces al día para obtener una protección de 24 horas contra las bacterias que causan la enfermedad de las encías.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software