Salta a contenido principal

Título

Causas del mal aliento

El mal aliento, también conocido como halitosis es un problema tratable muy común entre muchos adultos. Puede ser causado por algo que comes o, en casos más graves, puede significar un problema de salud bucal más profundo o un problema médico grave. A continuación, describimos las causas posibles del mal aliento común y también del mal aliento crónico o halitosis.

Salud bucal general

En la mayoría de los casos, el mal aliento es causado por una higiene bucal deficiente. Si no te limpias los dientes y toda la boca regularmente, las partículas de los alimentos pueden permanecer en la boca y causar la acumulación de bacterias (también conocida como placa) en los dientes. La superficie rugosa de la lengua y de las amígdalas puede atrapar partículas de comida y bacterias en la boca, lo cual produce el olor desagradable del mal aliento. La higiene bucal deficiente también causa enfermedades relacionadas con la salud bucal como la caries y la enfermedad de las encías, que también están asociadas con el mal aliento. Tener hábitos de cuidado oral constantes y profundos es la mejor defensa contra el mal aliento.

Comidas y bebidas de sabor intenso

Después de comer ciertas comidas, como cebollas, ajo, ciertos vegetales y especias, las partículas que causan los olores ingresan al torrente sanguíneo y son llevadas hasta los pulmones, desde donde afectan el olor de tu aliento cada vez que exhalas.

Café

Si te encanta tomar una gran taza de café a la mañana para comenzar el día, puede que sientas que te queda una sensación de mal aliento. El café puede ser una causa de mal aliento dado su sabor intenso, así como el efecto que tiene en la producción de saliva. Después de tomar café, la cafeína ocasiona una disminución de la producción de saliva. Una menor cantidad de saliva significa un aumento de las bacterias que causan el mal olor.

Alcohol

El consumo de alcohol es otro culpable del mal aliento, así que cuanto más bebas, más probabilidad tendrás de experimentarlo. Beber alcohol, particularmente en exceso, causa una disminución de la producción de saliva y este es el mejor ambiente para que se desarrollen las bacterias que causas el mal olor.

Dietas con alto contenido de azúcar

Además de las comidas audaces o picantes, las dietas que tienen alto contenido de azúcar y proteínas también pueden causar mal aliento. Una dieta con alto contenido de azúcar puede causar mal aliento y podría ser la culpable de la halitosis dada la manera en que los azúcares interactúan con las bacterias que se encuentran en la boca. Las bacterias que se encuentran naturalmente en la boca se alimentan de azúcares y convierten dulces placeres en olores desagradables.

Dietas con alto contenido de proteínas o bajas en carbohidratos

Los carbohidratos cumplen funciones vitales en nuestro cuerpo y, si tu dieta es lo suficientemente baja en carbohidratos, puede causar el mal aliento. Cuando el cuerpo no recibe suficientes carbohidratos a causa de una dieta extrema, esto puede generar modificaciones en el metabolismo del cuerpo, lo cual puede ser el motivo del mal aliento.

Las comidas con alto contenido de proteínas a veces pueden ser difíciles de digerir para el cuerpo y tienden a liberar gases sulfurosos cuando no se metabolizan. Evita esto mediante una dieta más equilibrada y nutritiva, con más vegetales y hierbas.

Tabaquismo

Todos los productos a base de tabaco, ya sean cigarrillos, masticables o pipas, causan mal aliento y conducen a problemas de salud bucal mucho más graves. Además de dejar tu boca con olor a cenicero, dañan el tejido de las encías y causan enfermedad de las encías.

Problemas digestivos

La mala digestión, la constipación y los trastornos intestinales pueden causar olores desagradables en el aliento. Si experimentas reflujo gástrico con frecuencia, los olores de los alimentos recién consumidos pueden salir fácilmente por el esófago y por la boca, lo cual causa el mal aliento.

Boca seca

La saliva ayuda a mantener limpia la boca eliminando partículas de los alimentos que provocan el mal aliento. Cuando la producción de saliva disminuye o se detiene, una afección conocida como xerostomía, es probable que aparezca el mal aliento. Esto ocurre naturalmente cuando duermes, por lo que la mayoría de las personas tiene aliento desagradable al despertarse. Pero si el problema persiste a lo largo del día, tal vez valga la pena considerar someterse a un tratamiento.

Medicamentos recetados

Cientos de medicamentos recetados tienen como efecto secundario secar la boca. Cuando la boca está seca, es decir, cuando la producción de saliva disminuye, se producen las condiciones propicias para el desarrollo de bacterias que causan olores desagradables. Tener la boca seca por un largo período puede causar incomodidad y mal aliento. Además, algunos medicamentos, al descomponerse en el cuerpo, liberan componentes químicos que pueden ser transportados por el torrente sanguíneo hasta el aliento.

Otras causas

Si bien en la mayoría de los casos el mal aliento es causado por bacterias, existen numerosas afecciones de la salud que pueden contribuir al problema. El mal aliento puede ser un signo de advertencia de la presencia de otras enfermedades. El goteo posnasal, las infecciones respiratorias y de las amígdalas, los problemas sinusales, la diabetes, los problemas hepáticos y renales, así como algunos trastornos de la sangre pueden causar mal aliento. En algunos casos, el mal aliento podría ser un signo de cáncer y otras enfermedades graves, como los trastornos del metabolismo.

Elije tu solución para el mal aliento:

Todos los enjuagues bucales LISTERINE® matan las bacterias del mal aliento y refrescan el aliento para que toda tu boca esté limpia.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software