Salta a contenido principal

Problemas de salud frecuentes que provocan mal aliento

Las personas a menudo culpan rápido al mal aliento sobre los sospechosos habituales, como la cebolla, el ajo y el café. Sin embargo, en ocasiones, estos no son los culpables. De hecho, ni siquiera están necesariamente relacionados con la comida. Echa un vistazo a algunas fuentes no tan obvias de mal aliento:

Problemas estomacales

Una mala digestión, la constipación o los trastornos intestinales a menudo pueden hacer que el olor de cualquier alimento que hayas consumido recientemente salga por la boca. Otro problema digestivo común proviene de un desequilibrio de bacterias buenas y malas en el intestino; los alimentos no se descomponen correctamente, lo que da como resultado un reflujo ácido, el crecimiento excesivo de levadura o fermentación, también conocido como mal aliento. Para corregir este desequilibrio, utiliza un probiótico.

Sinusitis

A veces cuando tu nariz comienza a escurrir, tu aliento puede hacer que la gente también corra, en la dirección opuesta. Esto se debe a que el exceso de mucosidad a menudo chorreará desde el fondo de la garganta, lo que, básicamente, crea una invitación abierta para que las bacterias se reúnan y se multipliquen; esto da como resultado el mal aliento. En el caso de las infecciones sinusales, la mucosidad deja de circular, se acumula y permite que las bacterias pasen a la boca con su mal olor. Si crees que tu mal aliento es el resultado de un problema sinusal, puede ser el momento de consultar al médico. Este podría indicarte que visites a un médico especialista en oído, nariz y garganta.

Diabetes

Dado que la diabetes hace que tus niveles de glucemia fluctúen, también puede hacer que la boca sea vulnerable a las enfermedades periodontales que causan el mal aliento. El exceso de glucosa en los dientes y las encías aumenta la cantidad de bacterias, lo que puede dar lugar a la enfermedad de las encías, gingivitis e infecciones. En este momento es cuando la situación se puede volver un poco más grave que solo tener mal aliento; la inflamación causada por estas enfermedades puede afectar tu metabolismo y en realidad empeorar la diabetes.

Medicamentos

En ocasiones, las soluciones a un problema terminan creando otro problema. En este caso, determinados medicamentos, incluidos los que se utilizan para la presión arterial, los antihistamínicos y los antidepresivos pueden causar xerostomía o sequedad en la boca. La sequedad en la boca, debido a su tendencia por detener la producción de saliva, es un gran factor conocido que contribuye al mal aliento. Algunos medicamentos también pueden liberar sustancias químicas en el cuerpo que llevan su propio olor directamente a la boca.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software