Salta a contenido principal

Título

Indicios del mal aliento

La mayoría de las personas que tiene mal aliento no lo sabe

Aunque no lo creas, las personas con mal aliento, especialmente con mal aliento crónico, pueden no darse cuenta del problema. Esto se debe a que las cavidades bucales están conectadas con la nariz a través de una abertura en la parte posterior de la boca. Algunos estudios sugieren que el cerebro descarta automáticamente los disparadores o receptores que no considera una amenaza a través de un proceso llamado adaptación sensorial. Según esta teoría, la nariz puede descartar olores desagradables que provengan de la boca porque nos hemos acostumbrado a ellos.

¿Por qué no podemos oler nuestro propio aliento?

Existen un par de razones por las cuales alguien puede no darse cuenta de su mal aliento. Una es el estigma social. Muchas personas tal vez notaron que su salud bucal no es óptima o que las condiciones de su boca se ven diferentes o anormales. Sin embargo, muchas personas sienten demasiada vergüenza de preguntarle a un ser querido si deberían tratar el problema. Otra posible razón es la incapacidad natural de oler nuestro propio aliento causada por una abertura en la parte posterior de la boca detrás del velo del paladar, llamada faringe, que la conecta con la nariz.

Entonces, ¿cómo me doy cuenta?

Es muy probable que tengas mal aliento leve en ocasiones, dado que las causas son tan comunes. Si te preocupa el mal aliento crónico o halitosis, pregúntale a un ser querido o visita al dentista. Los profesionales de la salud bucal pueden no solo diagnosticar el mal aliento, sino que también están capacitados para identificar con precisión la causa subyacente.

¿Eres fumador?

Diversos problemas de salud, uno de ellos, el mal aliento. Si fumas o masticas tabaco, puedes experimentar mal aliento.

¿Bebes café o alcohol?

El café y el alcohol hacen que la boca sea propensa al mal aliento. Si consumes alguno de ellos en forma habitual, es muy probable que tu aliento no sea tan fresco como deseas.

Problemas de salud bucal

Muchos problemas de salud bucal probablemente contribuyen al mal aliento. De modo que, si tienes algún problema como la enfermedad de las encías, heridas abiertas, infección sinusal, oral o problemas respiratorios, pregúntale a un ser querido o a tu dentista si eso te está causando mal aliento.

Elije tu solución para el mal aliento:

Todos los enjuagues bucales LISTERINE® matan las bacterias del mal aliento y refrescan el aliento para que toda tu boca esté limpia.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software