Salta a contenido principal

Qué es la halitosis

¿Qué es la halitosis?
La halitosis, también conocida como “mal aliento crónico”, es una afección en la que la persona emana un olor desagradable de la boca. El “aliento matutino” diario que tienen la mayoría de las personas al levantarse no es halitosis. Tampoco lo es el mal aliento que dura cinco minutos después de ingerir comidas exóticas o picantes ocasionalmente. La verdadera halitosis es un olor persistente que no se va después de cepillarse, usar hilo dental y enjuagarse. Puede resultar desmoralizador y embarazoso, al punto tal que muchas personas son reacias a hablar del tema, incluso con el dentista. Pero también es bastante frecuente y muy tratable.

¿Cuáles son las causas de la halitosis?
La halitosis tiene varias causas posibles, un 80% de las cuales son bucales: caries, enfermedad de las encías, sensación de grietas y dentaduras postizas sin limpiar son todos posibles sospechosos. También hay factores relacionados con la alimentación. La alimentación rica en proteínas y reducida en carbohidratos, los alimentos ácidos, los dulces y, por supuesto, una dosis alta de cebolla y ajo, definitivamente no colaborarán con tu aliento. Lo mismo sucede con un consumo excesivo de café y alcohol. Las personas que consumen tabaco corren un riesgo todavía más alto.

Si bien es poco frecuente, se ha observado que las enfermedades pulmonares, determinados tipos de cáncer y la amigdalitis provocan halitosis. Lo mismo se observó en trastornos de la sangre y enfermedades cardíacas y pulmonares. Una causa médica más frecuente puede ser la diabetes, debido a los niveles fluctuantes de azúcar en sangre, el reflujo ácido y el goteo posnasal. Incluso una infección sinusal común puede afectar tu aliento con la acumulación de mucosidad.

¿Cuáles son los tratamientos para combatir la halitosis?
Dado que la mayoría de los casos de halitosis se originan en el interior de la boca, el primer paso debe ser volver a realizar una evaluación de tu técnica básica de cepillado y enjuague. Si bien la limpieza de los dientes es necesaria, es de primordial importancia que le des un enfoque adicional a la lengua, porque allí es donde habita una gran cantidad de bacterias que causan el mal aliento. Raspa la lengua y, luego, usa hilo dental y enjuaga. Recuerda que con el cepillado solo se limpia únicamente el 25% de la boca. Para tener toda la boca limpia, también debes enjuagarla.
Si no notas una mejora, el paso siguiente debe ser una visita al dentista. No tengas miedo ni sientas vergüenza de compartir tu secreto con un profesional autorizado. Lo más probable es que puedan diagnosticar y tratar la causa de tus problemas de mal aliento.

que desconocías que causan mal aliento en cualquier lugar

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software