Las encías hinchadas o inflamadas pueden ser un signo de la enfermedad de las encías, como la gingivitis, o peor aún, la periodontitis.

7 causas frecuentes de la enfermedad de las encías

En la mayoría de los casos, la placa es la causa principal; sin embargo, hay otras causas variadas de infección de las encías que quizá desconozcas. Aquí tienes siete razones frecuentes de la enfermedad de las encías y consejos sobre cómo prevenir una infección:

  1. 01

    Formación de placa

    La enfermedad de las encías es provocada generalmente por la placa, una capa gruesa de bacterias que se forma en las encías y en los dientes, que se elimina mediante el cepillado, el uso de hilo dental y el enjuague diarios. ¿No sabes si tienes enfermedad de las encías o infección de las encías? No estás solo: millones de adultos están en alguna etapa de la enfermedad de las encías. Lo bueno es que si se trata a tiempo, es reversible. Mejorar tu rutina de cuidado dental y programar chequeos dentales al menos cada seis meses son grandes pasos para reducir la placa.

  2. 02

    Cigarrillo y tabaco masticable

    El cigarrillo interfiere con la función normal de las células de los tejidos de las encías, de modo que la boca se vuelve más vulnerable a las infecciones, como la enfermedad de las encías. Masticar tabaco no es una alternativa mejor. Deja el hábito y ayuda a prevenir numerosos problemas de salud, como la infección de las encías.

  3. 03

    Cambios hormonales femeninos

    Durante el embarazo o durante los ciclos menstruales mensuales, las hormonas son propensas a aumentar y a descender, lo que provoca que las encías sean más susceptibles a la enfermedad de las encías. Estar embarazada no significa que automáticamente tengas problemas con tus encías o dientes: solo significa que querrás tener un cuidado extra de tu boca durante este tiempo para mantener su salud oral. Durante el embarazo, tus encías pueden inflamarse, irritarse, hincharse, enrojecerse o sangrar un poco con el cepillado o el uso de hilo dental. Si presentas estos síntomas, debes saber que suelen desaparecer después del embarazo; pero aun así debes consultar a tu dentista y a tu médico si tienes alguna pregunta.

  4. 04

    Medicamentos recetados

    Algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios que reducen la producción y el flujo de saliva, lo que puede dejarte la boca seca y alentar a las bacterias a propagarse más fácilmente. Si te preocupa la salud de tus encías, habla con el médico sobre los medicamentos recetados.

  5. 05

    Deficiencias nutricionales

    Ingerir todas tus vitaminas diarias es una tarea difícil, pero si no tomas suficiente vitamina C, tus encías podrían dañarse especialmente. Una dieta con contenido alto de azúcar e hidratos de carbono y contenido bajo de agua y vitamina C puede provocar problemas en las encías. Para prevenir la enfermedad de las encías, bebe mucha agua y sigue una dieta balanceada rica en vitamina C.

  6. 06

    Dientes torcidos

    Es frecuente tener los dientes superpuestos o torcidos. Sin embargo, una boca abarrotada puede ser un caldo de cultivo para la enfermedad de las encías; porque si los dientes están desalineados, se genera más espacio donde la placa puede acumularse y puede dañar los dientes y las encías. Debes tener mucho cuidado y recordar siempre cepillarte y usar hilo dental en esas áreas para prevenir las causas de infección de las encías, como la placa.

  7. 07

    Antecedentes familiares

    Si hay antecedentes de enfermedad de las encías en tu familia, díselo al dentista. Podrías tener un riesgo levemente mayor de contraer la infección bacteriana.

Toma medidas para prevenir la enfermedad de las encías

Aunque algunas causas de la enfermedad de las encías no se pueden prevenir, no fumar y reducir la placa puede marcar una gran diferencia. Intensifica tu rutina de cuidado dental. El enjuague bucal antiséptico LISTERINE® tiene el poder de eliminar los gérmenes que causan el mal aliento, la placa y, sí, adivinaste, la enfermedad de las encías. Además, reduce un 52% más de placa que el cepillado y el uso de hilo dental. Consulta la familia de productos LISTERINE® para prevenir la enfermedad y la infección de las encías.

ARTÍCULOS RELACIONADOS