Salta a contenido principal

4 consejos para combatir la enfermedad de las encías

La enfermedad de las encías es una infección de la boca provocada por la adhesión de capas gruesas de bacterias en las encías y los dientes. Para superar la enfermedad de las encías, lo primero que debes hacer es identificar el tipo de enfermedad. Si tus encías están inflamadas o ves sangre en el lavamanos cuando te cepillas, es posible que tengas gingivitis. Si no la tratas y sufres un daño grave de las encías y los huesos, la enfermedad podría empeorar y convertirse en una periodontitis en estado avanzado. De cualquier manera, tendrás que comprometerte con una rutina nueva para solucionarlo: incorporar hábitos de cepillado, hilo dental y enjuagues.

1. Dale a tu boca una rutina mejor

La enfermedad de las encías se desarrolla principalmente si reducimos el nivel de nuestro cuidado oral. Si la enfermedad de las encías se encuentra en un estado inicial, la solución solo radica en mejorar la rutina para limpiar la suciedad. Cepillarse después de las comidas, usar hilo dental y hacer gárgaras con enjuague bucal antiséptico dos veces al día puede detener la gingivitis en sus inicios. También programa controles regulares con el dentista, ya que, si la placa se convierte en sarro, solo puede eliminarse con limpiezas profesionales. La enfermedad de las encías en estado inicial puede prevenirse si se toman medidas rápidamente.

2. Realiza una limpieza profunda

Si adoptas mejores rutinas de salud bucal y no logras aliviar los síntomas de la enfermedad de las encías, probablemente tengas una infección más avanzada que presente un espacio bacteriano profundo y de difícil acceso alrededor de la base de tus dientes. Una limpieza profunda a cargo de un dentista o periodoncista cada 6 meses es la mejor manera de eliminar el sarro de la boca.

3. Busca refuerzos farmacológicos

Si los problemas persisten, posiblemente te receten antibióticos para erradicar los microbios que provocan la infección en tu boca, desde geles tópicos para esparcir en los espacios entre las encías y dientes hasta enjuagues con antibiótico.

4. Deja todo en manos de los expertos

Para tratar las formas más avanzadas de la enfermedad de las encías, es posible que el dentista recomiende uno de los diversos tipos de cirugía de encías, o incluso una combinación de ellas, para eliminar el espacio bacteriano profundo y la inflamación. Entre las opciones, se incluyen la cirugía de colgajo (en la que las encías se separan de los dientes, se elimina el sarro y se vuelven a suturar las encías alrededor del diente); injertos de tejido blando (que sustituyen encías erosionadas para cubrir las raíces expuestas); injertos óseos (para sustituir el hueso con injertos de seres humanos o animales e incluso con material artificial); y regeneración de tejido (para intentar hacer que el hueso perdido vuelva a crecer). Estas intervenciones son tan complejas como parecen, por lo que es mejor evitarlas siempre que se pueda.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software